Nacimiento de Obras Misionales Pontificias en Honduras


Las Obras Misionales Pontificias, inician a funcionar en Honduras con la Infancia y Adolescencia Misionera (IAM), en el Departamento de El Paraíso, fundada en 1988 por Monseñor Marcelo Gerín. Posteriormente se crea la oficina de Obras Misionales Pontificias a nivel Nacional (OMP- Nacional) en Tegucigalpa, con la responsabilidad de organizar, animar, formar y cooperar con las Diócesis del país para crear en cada una de ellas una oficina local.

 

Bajo la dirección de Obras Misionales Pontificias Nacional (OMP-N) se condujo las actividades de la Arquidiócesis, teniendo su oficina en un pequeño cubículo del edificio que ocupaba Radio Católica “La voz de Suyapa”, en el barrio la Plazuela de Tegucigalpa.

 

Nacimiento y Maduración de OMP-Arquidiócesis de Tegucigalpa


A inicios de 2007, Su Eminencia, Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, nombra al Presbítero Jorge Eliécer Castillo Henao, recién ordenado Sacerdote, (15 diciembre 2006), y Vicario de la Parroquia Nuestra Señora de Suyapa, como primer director Arquidiocesano, separándose así, OMP-A, de la oficina nacional.

 

El nombramiento oficial es del 8 de marzo de 2007, a través del Decreto No 233 de la Arquidiócesis de Tegucigalpa,  que incluye, en ese entonces, el departamento de Francisco Morazán y el departamento de El Paraíso. Actualmente, en 2020, se mantiene la misma dirección.

 

Bajo la venia del Señor Cardenal, en 2012 se adquiere la casa, en la que funciona la oficina de OMP y el Instituto de Espiritualidad y Liderazgo misionero (IELIM). A partir de este momento se inició un trabajo arduo realizando campañas encaminadas a equipar y mejorar las instalaciones.

 

Con la remodelación de las instalaciones, se implementaron dormitorios, baños y servicios sanitarios, se mejoraron los espacios de capacitación y se construyó el salón de usos múltiples. Se repararon los ventanales, las gradas, el frontis de la casa, se adecuaron espacios para jardín, además de los murales que identifican el edificio como la casa OMP, algunos la llaman la casa misionera.

 

Para este tiempo (2020) el Instituto de Espiritualidad y Liderazgo Misionero (IELIM) está en marcha con estructura física y con sus respectivos programas de formación, animación y cooperación misionera. Y está en proceso, en la Línea del Liderazgo, una proyección social integral, llamada “Proyecto EDEN” que consiste en un comedor social y en un espacio para cultivar alimentos que beneficien a los más vulnerables.